Mensajes

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10

Para dejar mensajes, primero ingresate aqui.


Maria Luisa Preciado Santana
27/10/2016
  • Reporta Mensaje Ofensivo
  • Ve Su Perfil
 
Cada cierto tiempo visito esta pagina, de vez en cuando me encuentro con una narración fantástica, con avisos de fallecimientos, con saludos, y mas. Por ahora no encontré nada nuevo, Si ya paso la reunión de Fontana, me la perdi. La reunión pasada de hace 12 meses pude asistir unos minutos a visitar a mi tio Andres Santana y su Esposa. 
Note que no había un grupo de bienvenida, o un libro de firma de presentes quizás una persona tomando fotos de quienes pudieron asistir a esta hermosa reunión. o una nota de como le parecio y que ideas nuevas para que la proxima pueda ser la mejor y mas exitosa reunion. 
Solo una opinion, Saludos. 
 
 
Para dejar mensajes, ingresa a la pagina.
Jose Perez Por Fin
22/12/2015
  • Reporta Mensaje Ofensivo
  • Ve Su Perfil
 
El mero día de la fiesta, compraré un ramito de con doña María para ofrecérselo a la ingrata que tanto me hace suspirar. Espero que este año sí lo acepte y a cambio me regale por lo menos una vuelta al rededor del kiosco. De lo contrario, compraré un huevo a doña Leonor y se lo quebraré a la mencionada ingrata en el mero copete para que piense en mi por lo menos mientras logra sacudir todos los confetes de entre sus greñas.
Dos pesos voy a guardar para darlos de limosna durante la misa de gallo. Yo se que es poco y que otros dos por lo menos serian necesarios para completar mejor el diezmo de la cosecha, pero la verdad Dios es muy buen administrador y aún con las migajas que nosotros le damos, El logra realizar muchas cosas. Ya se acuerdan como con 5 birotes y dos boquinetes Él dio de comer a gran puño de peregrinos, cuanto más podrá Él hacer con mis dos pesotes.
A mis hermanos pensaba comprarles una cerveza a cada uno, pero cambié de parecer. Ellos ya están bigotones y si vicios quieren arrear, pues que lo hagan a costo de sus propias fortunas. Esos centavos mejor los voy a usar para jugar unos juegos de lotería. Ojala que me toque ganar una vajilla de termocrisa para regalársela a mi madre, porque los platos que ahora usamos ya tienen mas mojo que peltre por tantas despostilladas.
Con el resto voy a ver si encuentro un puerco nuevo allí en los puestos de mercería y juguetes, y si me sobra, lo apostare en la ruleta que se instala en la plaza, para ver si logro ganar unos centavos para darle de comer, y si pierdo pues tanto el puerco como yo, empezaremos el nuevo año con las tripas vacías.

FELIZ NAVIDAD a todos ustedes, y que en paz descansen tantos de los protagonistas de esta narración, quienes ya celebran la Navidad junto al Festejado.

 
Para dejar mensajes, ingresa a la pagina.
Jose Perez Por Fin
22/12/2015
  • Reporta Mensaje Ofensivo
  • Ve Su Perfil
 
Me fui enseguida a la tienda de tío Chencho Santana con el fin de comprar un nuevo sombrero. Pero antes de eso, llegué con don Pedro Zamora para que me desmontara el copete. Le pedí que de paso me recortara la barba, pero el buen señor nomas se rió y me dijo que no era barba sino pura mugre lo que yo traía en los cachetes.
De ahí me fui con don Ezequiel y doña Toña me vendió metro y medio de terlenka, la cual llevé hasta con Camerina para que me hiciera el favor de fabricarme unos pantalones, acampanados de preferencia porque los de torero pronto se me descosen. 
Esas fueron las mas pesadas inversiones, y una vez adelantada la mano de obra de Camerina, aun contaba con 19 pesos y 30 centavos.
Con tanto subir y bajar de un barrio a otro, se me aflojó el apetito, y por fortuna, estaba don Tranquilino vendiendo su sabrosa birria. Después de dos platos con mucha cebolla y unas quince tortillas, el asunto fue resuelto, terminé con panza llena, corazón contento, y listo para continuar las decisiones importantes.
Con los centavos restantes, habré de comprar un sorbete de nieve de la que prepara don José Camberos, tres cocadas y un pedazo de biznaga de las que vende su tocayo José Santana, un litro de vainas de con Lupe Delgado, cuatro bolas de ponte-duro de las que vende don Lino Gallardo, una jícama con mucho chile y limón de ahí de con Severo Hernández, un pedazo de alfajor y unos borrachitos del puesto de don Pablo, y finalmente, dos piezas de pan con una Pepsi bien fría de ahí de con Chuy Santana.
 
Para dejar mensajes, ingresa a la pagina.
Jose Perez Por Fin
22/12/2015
  • Reporta Mensaje Ofensivo
  • Ve Su Perfil
 
Con todo y lastima, ayer le soné dos leñazos a mi puerco. Uno le rompió la trompa, y el otro le quebró la costillas. Me hubiera gustado que se pusiera mas gordo, pero a los dos se nos termino el tiempo: La Navidad está por llegar.
Haciendo a un lado todos los pedacitos de barro, hice montones con los cincos, dieces, veintes y tostones, y al final de cuentas, el monto de la cosecha fue de 47 pesos con 90 centavos.
Me puse a planear detalladamente que destino darle a ese dineral, para poder disfrutar al máximo cada centavo y darle justificación a cada gota de sudor que me costo ganar y guardar moneda tras moneda.
La primera decisión fue muy fácil porque no solo era un antojo estrenar algo, sino que también una necesidad reemplazar los guaraches ya viejos y reventados que han dado transportación a mi esqueleto por varios años. Me fui con don Juan Díaz y sin perdida de tiempo encargué nuevos guaraches, solo que esta vez le pedí que no les pusiera garbancillos. Por una parte esos implementos protegen la suela, pero muchas resbaladas y varios nalgásos  sufrí cada que bajaba por la banqueta frente a la casa de don Leandro Ramírez. Además, mi padre tiene muy buenos oídos y muchas regañadas me dio por llegar tarde a casa. Por mas que trataba yo de caminar silenciosamente, mis herraduras sobre el empedrado me delataban desde muy lejos.
 
Para dejar mensajes, ingresa a la pagina.
Luis  Mírola
16/11/2015
  • Reporta Mensaje Ofensivo
  • Ve Su Perfil
Mi Foto  
Mr. Pérez Por Fin...

Nos dio una probadita de su talento, nos arrancó sonrisas y nos hizo evocar recuerdos de los lugares que menciona en su trayecto en busca de mangos. Todo apunta a que usted sabe la ubicación y sabe muchas cosas mas de esos lugares que muchos de nosotros no conocemos o de oídas lo hemos escuchado.

Le ruego que no se tan egoísta y siga contando con facilidad y elocuencia todas esa anécdotas que usted conoce o sabe de memoria. Le apuesto lo que quiera que todos nosotros, quienes visitamos esta página, habremos de saborear sus relatos y dejaremos escapar desde lo más profundo de nuestros pechos, los suspiros al leer los lugares, pueblitos, ranchos y tantas cosas que usted menciona pero que se niega a seguir escribiendo aunque se lo pidamos hincados sobre granos de milomaiz...
 
Para dejar mensajes, ingresa a la pagina.
Maria Luisa Preciado Santana
21/10/2015
  • Reporta Mensaje Ofensivo
  • Ve Su Perfil
 
Que bonito escribe Sr Perez quizas digno de hacer un libro, tan bien expuesto su pnsamiento que me senti tambien buscando frutas frescas con rico sabor y antojable olor. Que por aca no tenemos. 
Gracias por su narracion felicidades por saber describir tan hermoso viaje. 
 
Para dejar mensajes, ingresa a la pagina.
Luis  Mírola
19/10/2015
  • Reporta Mensaje Ofensivo
  • Ve Su Perfil
Mi Foto  
Jajajajajajaja...

Me quito el sombrero ante usted Mr. Pérez Por Fin, ojalá que siga arrancándo sonrisas y le exijo que no pare de escribir. 

Aquí tiene un lecctor asiduo, medio profano pero lector al fin... :-)

Gracias por regalarnos tan simpática travesía en busca de los mangos pecosos...
 
Para dejar mensajes, ingresa a la pagina.
Jose Perez Por Fin
19/10/2015
  • Reporta Mensaje Ofensivo
  • Ve Su Perfil
 
Mi balde por fin llené después de cortar unos copales, nánciles, y un puñito de guazanas que me regaló un señor de El Aguacate.
Contento me fui de regreso a casa, partí unos limones, me arrimé el salero y cuando me disponía a saborear el festín, con tristeza me di cuenta que los mangos se me olvidaron.
 
Para dejar mensajes, ingresa a la pagina.
Jose Perez Por Fin
19/10/2015
  • Reporta Mensaje Ofensivo
  • Ve Su Perfil
 
Pero hambre no sufrí. Allá por El Arroyo Colorado junté muchos renegridos aguilotes, unas tunas coloradas, y  tres guayabas muy amarillas. Bajando rumbo al charco de Las Mulas, encontré dos pitajayas, y me las bajé con una Pepsi bien fresca que al parecer alguien había olvidado en El Estiladero.  De allí me fui rumbo al Rancho Viejo, y aunque naranjas ya no encontré, llene la mitad de mi balde con un puño de parotas. En La Cofradía corté algunos mameyes, y en Comala compré un alfinique. Subiendo rumbo a Los Encinos encontré un ciruelo amarillo cargado de fruta y un poco después, un guamúchil colorado. Las pitallas me las ganaron y me dio flojera ir en busca de tejocotes, pero cercas del Camposanto encontré un árbol cargado de sabrosas chinches. 
 
Para dejar mensajes, ingresa a la pagina.
Jose Perez Por Fin
19/10/2015
  • Reporta Mensaje Ofensivo
  • Ve Su Perfil
 
Esta mañana me levante con el antojo de comerme unos mangos dulces y aromáticos de los que se dan allá en las huertas de El Pozol. Después de preparar y disfrutar de un jarro de café Combate junto con trece galletas de animalitos, agarre mi gancho  pitallero,  un balde del 12, mi carabina de postas, y mi sombrero de palma. Invité a mi chucho, pero el muy indino prefirió quedarse a dormir bajo la sombra del moralete, así que sin su compañía, me puse en camino.
Bastimento no llevé, pues parece que es necesario madrugar para alcanzar tortillas, y yo prefiero dormir tarde. Dicen que los dueños terminan pareciéndose a sus perros y el mío es de los más flojos del pueblo.
 
Para dejar mensajes, ingresa a la pagina.